La Liebre y la Tortuga

Read by Janicza Bravo

Related Content

Full Text

“La Liebre y la Tortuga” para “Las Fábulas de Esopo”

Había una vez una Liebre veloz quien se jactaba de cuan rápido podía correr. Cansada de escuchar su jactancia, una Tortuga la desafió a correr una carrera. Todos los animales del bosque se juntaron para observar.

La Liebre corrió rápido por la calle por un tiempo, y después se detuvo para descansar. Miró hacia atrás a la Tortuga y gritó, “¿Cómo esperas ganar cuando caminas tan lento?”
Y después se estiró al lado del camino y se durmió, pensando, “Hay mucho tiempo para relajarme.”

La Tortuga caminó y caminó. Nunca, nunca dejó de caminar hasta que llegó a la línea de llegada. Los animales que estaban mirando gritaron tan fuerte por la Tortuga, que despertaron a la Liebre. Se estiró y bostezó y empezó a correr de nuevo, pero ya era demasiado tarde. La Tortuga había cruzado la línea de llegada.

Después de esto, la Liebre siempre recordó: “¡No te jactes de tu velocidad en la pradera, porque los lentos y estables ganan la carrera!”

El Fin

Sign up for FREE Access to Speakaboos